Blogia
DELIRIOS DE flaqueza

Incógnito ergo sum

Incógnito ergo sum
Uno sabe, pero se olvida de que sabe,
que nada es para siempre*

Y esa es la única artimaña posible
para sobrevivir
sin subordinarse
a los dictados categóricos de la razón,

echar unos cuantos polvos,
viajar, ver mundo,
enamorarnos,
y reír los chistes malos,

olvidando
que todo lo que existe,
todo lo que somos,
es un liviano e insignificante
despertar
que no va a ninguna parte,

que somos tan fugaces
como una brisa de verano,

tan inútilmente maleables
como plastilinas de colores
en manos de un niño pequeño,

condenados a irnos a dormir
cuando acaben los dibujos animados.


* de la película "Lugares Comunes" de Adolfo Aristarain
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Geni -

Tal vez sean otras cosas las que acaben devorándote, dice una canción que he descubierto no hace mucho tiempo.

Es cierto, somos frágiles, maleables, minúsculos. Por ello debemos curarnos en salud, para que no llegue el día en el que lamentarnos por haber estado lamiendo nuestras heridas y no habernos dejado llevar por los sonidos, las sensaciones, las imagenes, en definitiva, por las emociones.

Disfrutemos de nuestra fugacitad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres