Blogia
DELIRIOS DE flaqueza

A fin de cuentas

A fin de cuentas

Padezco hoy
un estatismo inquietante,
una contradicción
que
siempre cae de canto,
un diagnóstico
más reservado que nunca

desprecio
el ilusionismo por receta,
la de todos
esos prestidigitadores
que desde su atril
disfrazan de primaveras
los otoños que se esconden
en la manga

empatizo mejor con
esas liebres
atrapadas tras la escena,
que no distinguen los martes
de los viernes
y se entregan a fornicios de chistera

me digo a mi mismo,
que esto va de pragmatismos

que debería aprender
a conjugar las recaidas
con el equilibrio,
pero
me vengo abajo a la media hora
y cambio de estrategia
por temor a la medianoche

así que me presto
a las respuestas fáciles,
al mutismo ajeno y a la codeína,
a reprogramar mi alma
en modo verbena

a mantenerme
a fin de cuentas,
lejos
del alcance de
mis propias balas

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres