Blogia
DELIRIOS DE flaqueza

Instinto

Instinto
Por más que me empeño
en domarme a mi mismo,

que cojo y me entrego
a las bondades de la sensatez,
al deporte, la lectura,
a la dieta mediterránea…

tarde o temprano
siempre acabo por claudicar.



Por más que me enorgullezco
de alicatarme mis días al gusto
a golpes de perseverancia
y a fuerza de escroto,

de sobrevivirle a tantas
convenciones sociales
sin tener que mercantilizarme,

por más que me crezco,
acabo por ceder.
Acabo por

caer.



Tal vez sea cosa
de la doble hélice,
de un desorden nucleótido,
y una predisposición genética
autodestructiva y canalla,
pero por más que trato de evitarlo,
cuando todo va demasiado bien
necesito escapar de tanta pulcritud
y enterrar las buenas costumbres.



Transformarme en instinto puro,
hacer trampas hasta consumirme.



Y arrastrarte conmigo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

LoLita -

Da gusto volver de las vacaciones para perderse de nuevo en tus letras… ya sean instintos o cavilaciones, aunque una cosa esta clara; con trampas o sin ellas, a mi ya has conseguido arrastrarme hacia tus delirios…


L*

LoLita -

“el hombre forzudo conducía de una cadena a un lobo grande y hermoso, …, aquel hombre había amaestrado a su lobo de manera portentosa […] el domador puso de pronto su látigo con una reverencia a los pies del lobo, …, ahora era el lobo quien mandaba, y el hombre tenia q obedecer”


Hombre y lobo domándose en cada momento

BLN; -

:)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres